Enlaces patrocinados
» » Psoriasis: causas, síntomas y tratamiento

Psoriasis: causas, síntomas y tratamiento

David Silva 9 de agosto del 2019 Curiosidad
Enlaces patrocinados

La psoriasis es una enfermedad crónica de la piel, un trastorno cutáneo muy común que provoca cambios en el ciclo de vida de las células cutáneas. Se caracteriza por la aparición de eritema inflamatorio (enrojecimiento) en la piel y engrosamientos de la piel que están cubiertos de escamas secas de color blanco plateado.

Los cambios ocurren con mayor frecuencia en los codos, las rodillas, el cuero cabelludo, el torso, pero también pueden ocurrir en cualquier otra parte del cuerpo.

La psoriasis es una enfermedad de la piel relativamente común que aproximadamente el 5% de las personas la padecen en mayor o menor medida. La psoriasis afecta con mayor frecuencia a personas de entre 20 y 40 años.

La psoriasis provoca el desarrollo acelerado de células en la superficie de la piel y, en consecuencia, el engrosamiento de la piel con síntomas como picazón, sequedad y manchas rojas, a veces dolorosas. La psoriasis no es contagiosa .

La psoriasis es una enfermedad crónica y de larga duración. No afecta la salud general, siempre y cuando no se descuide o si se presenta a una edad mayor o muy temprana en el centro estetica en malaga

Los síntomas de la psoriasis aparecen periódicamente y son particularmente pronunciados bajo la influencia de ciertos factores, como: clima más frío, infecciones, lesiones en la piel, algunos medicamentos, estrés, tabaquismo y alcohol.

El objetivo principal del tratamiento es detener el crecimiento de las células de la piel. Aunque no existe cura, los tratamientos para la psoriasis pueden proporcionar un alivio significativo.

Los remedios y cremas naturales y evitar la exposición excesiva a la luz solar natural también pueden aliviar los síntomas.

Psoriasis: la causa

La causa de la psoriasis no se conoce por completo. Se cree que la psoriasis está relacionada con problemas con el sistema inmunológico y las células del cuerpo. En concreto, las células T (glóbulos blancos o linfocitos T) que normalmente viajan por el cuerpo y detectan sustancias extrañas como virus y bacterias comienzan a atacar por error las células sanas de la piel, como si se tratara de una infección.

Las células T provocan una respuesta inmunitaria excesiva, lo que provoca la dilatación de los vasos sanguíneos de la piel y un aumento de otros glóbulos blancos que pueden entrar en la capa externa de la piel.

Estos cambios dan como resultado una mayor producción de células cutáneas sanas y un mayor número de células T y otros glóbulos blancos.

Así, el ciclo de cambio de piel se acelera (dura varios días), en lugar de semanas. La piel muerta y los glóbulos blancos crean parches gruesos y  escamosos en la superficie de la piel y esto generalmente no se detiene a menos que el tratamiento interrumpa el ciclo.

Los factores ambientales como las infecciones, el estrés psicológico, el tabaquismo y la medicación también influyen en la aparición de la enfermedad.

Enlaces patrocinados
Durante los meses de verano se recomienda tomar el sol, pero de forma paulatina y en combinación con una dieta rica en vitaminas.

Es necesario evitar: productos cárnicos secos, cerdo, alimentos ácidos, café negro, chocolate, cacao, miel, todo tipo de conservas de pescado, conservas de carne, guisantes, frijoles, lentejas y todo tipo de alcohol.

Psoriasis – síntomas

En la psoriasis, aparecen en la piel zonas elevadas o engrosadas de color rosa oscuro, cubiertas de escamas de color blanco plateado que generalmente no causan molestias. Sin embargo, a veces los brotes pueden causar picazón y dolor  Los engrosamientos varían en forma y tamaño y están muy limitados, desde pequeñas manchas diminutas hasta grandes pecas que cubren grandes áreas de la piel.

Los brotes más comunes de psoriasis son las rodillas, los codos y el cuero cabelludo. Con menos frecuencia, la psoriasis puede ocurrir en el área de la axila, debajo de los senos, en los genitales o alrededor de la abertura anal.

Cuando se presenta en las manos o los pies, la psoriasis puede tomar la forma de ampollas llenas de pus blanco y piel engrosada y escamosa. A veces, la psoriasis también puede ocurrir en las uñas; luego, las uñas se engrosan, se perforan y comienzan a separarse de la piel, lo que puede ser muy incómodo.

Aproximadamente el 7% de las personas que padecen psoriasis también sufren de hinchazón de las articulaciones. Esta condición se llama artritis psoriásica. Se producen articulaciones rígidas e hinchadas.

Los signos y síntomas de la psoriasis pueden variar de persona a persona, pero generalmente incluyen uno o más de los siguientes síntomas:

Manchas rojas en la piel cubiertas de escamas plateadas,

Piel seca y agrietada que puede sangrar,

Picazón, ardor o dolor,

Uñas delgadas y dañadas, propensas a agrietarse y descamarse,

Articulaciones hinchadas y rígidas.

Los síntomas de la psoriasis pasan por varios ciclos, desde muy pronunciados hasta más débiles e incluso hasta una remisión completa .

Enlaces patrocinados

¡Déjanos tu opinión!