Enlaces patrocinados
» » Frank William Abagnale Jr. Un estafador difícil de atrapar

Frank William Abagnale Jr. Un estafador difícil de atrapar

parc_336 8 de octubre del 2016 Curiosidad
Enlaces patrocinados

Frank William Abagnale, Jr. Estadounidense nacido en el año 1948. Es una personalidad conocida popularmente gracias a la película biográfica Catch me if you can, protagonizada por Leonardo DiCaprio y dirigida por Steven Spielberg del año 2002. Donde se relata su interés innato por el dinero.Abagnale

Se inició a temprana edad en el engaño, con gran carisma y haciendo de esta su principal herramienta para conseguirlo y practicaba desde estafas con tarjetas de crédito hasta incluso, fraudes identitarios en los que fingió profesiones en las que de hecho trabajó y cobró dinero durante meses como por ejemplo; pediatra, piloto de avión de la compañía PanAm y abogado egresado de Harvard, entre otras. Su modus operandi más frecuente era la falsificación de cheques y entre todos los que utilizó durante su carrera delictiva se contabilizan 2.5 millones de dólares, distribuidos alrededor del mundo en 26 países.

Durante su época como piloto de PanAm, desde los 16 años hasta los 18, cuyo trabajo había conseguido gracias al uniforme que solicitó vía telefónica, alegando que era piloto y había perdido el suyo en algún hotel y una acreditación falsa hecha con calcomanías de juguetes de la empresa, descubrió que los pilotos podían emitir cheques que podían canjear en cualquier hotel o aeropuerto, cuestión que hizo.

Cuando fue descubierto por el FBI, llevaba la ventaja de tener 10 años menos que la persona que ellos buscaban, en tanto que su primer movimiento como estafador, ya había sido hacerse con una identificación falsa en la que tuviera 10 años  más de la real. El trabajo que realizaba era el de copiloto y así, se dice que en 256 vuelos, logró hacer 1.000.000 de millas.

Para alejarse de la búsqueda del FBI dejó el trabajo y se mudó a Atlanta donde aseguró ser Médico Pediatra en la inscripción de su nueva residencia. Al poco tiempo se enteraría de que vivía cerca del Jefe de Residentes de Pediatría del hospital local, quien al saber que Frank Williams era Médico Pediatra fue enseguida tras su búsqueda con la intención de hacer migas y entablar conversaciones sobre Medicina. Abagnale en vista de la situación, decidió estudiar leyendo revistas médicas en la biblioteca de la Emory University para poder tener temas de conversación con su colega y vecino, el Dr. Gordon. El estudio le iba tan bien, que fue el Dr. Gordon quien se saturó de conversaciones médicas. En una época en la que el Dr. Gordon debió ser reemplazado en su trabajo, lo recomendó a él en el hospital a un cargo que aceptó porque se trataba de un puesto de funciones administrativas.

Frank William Abagnale, Jr. fue abogado luego de ese trabajo y mantuvo un trabajo al que renunció de forma voluntaria.

En Chicago con la acreditación de PanAm, se hizo con una chequera de 200 cheques y sus boletas de depósito. Pero antes de que se las entregaran, se llevó del banco un grupo de las boletas de depósito en blanco que están disponibles para cualquiera. Las magnetizó con sus datos bancarios y las devolvió para que, quien las usara, estuviera depositando en realidad a su cuenta. Así, logró recaudar en dos días, el monto de 48.000 dólares.

Se fue especializando cada vez más en el tema de la falsificación de cheques, haciéndose de la utilización de máquinas de escribir de distintos tamaños y estudiando la trayectoria de los cheques, una vez que se depositan.

Su arresto sucedió en Francia, cuando tenía 21 años. Fue la Interpol por órdenes de la policía Sueca. Estuvo un año detenido en Francia para luego ser extraditado a Suecia en donde estuvo también, un año. Al no tener pasaporte, fue entregado a Estados Unidos donde fue sentenciado a 12 años de prisión de los que cumplió solo 4 porque luego, inició su trabajo para el FBI como parte de su sentencia.

Abagnale

Fue dura la reinserción social de Abagnale dado su pasado delictivo e inició dando charlas en bancos sobre fraudes y estafas. De esta forma inició su carrera como consultor en seguridad bancaria, creando Abagnale & Associates, en donde asesora a empresas y gobiernos en asuntos de fraude.

En la actualidad, su patrimonio está estimado en 10 millones de dólares.

Enlaces patrocinados

¡Déjanos tu opinión!