Enlaces patrocinados
» » Cuáles son los dos tipos de contabilidad

Cuáles son los dos tipos de contabilidad

David Silva 18 de enero del 2019 Curiosidad
Enlaces patrocinados

En los países de mercado basados ​​en el sistema de cuentas nacionales, se distinguen dos tipos principales de contabilidad: 1) gestión o contabilidad interna y 2) contabilidad financiera o externa.

La contabilidad de gestión se centra en satisfacer las necesidades internas de la empresa; depende de las características específicas de la producción. Las empresas pueden utilizar un formulario estándar, pero también pueden crear sus propios modelos de organización contable. Los auditores no controlan la contabilidad interna, se considera un secreto comercial como en el caso del asesor contable en las palmas de gran canaria.

La contabilidad financiera se utiliza para determinar el desempeño y el informe de la empresa. La contabilidad financiera puede diferir de la contabilidad interna en términos de precisión de los datos (aquí también se permiten datos aproximados, ya que el propósito más importante de la contabilidad interna es la eficiencia). Las Normas Internacionales de Contabilidad que rigen la preparación de estados financieros se aplican a la contabilidad financiera. Estas normas contables se publican y el Comité de Normas Contables (AcSC) es responsable de su preparación y emisión. Los miembros de AcSC son representantes de organizaciones contables en varios países de mercado.

La contabilidad financiera es muy importante para las empresas lituanas, ya que ayuda a determinar los activos y la proporción de propiedad de la empresa, a conocer su situación financiera o, en otras palabras, su viabilidad financiera. Esto es especialmente relevante para Lituania en este momento, porque las categorías reales de propiedad y propiedad se derivaron de la llamada economía política del socialismo. Dado que las transacciones financieras en Lituania se realizan en litas, los contables 2 las han seleccionado como las unidades de medida más apropiadas para contabilizar las actividades económicas y para transmitir información sobre estas actividades a las partes interesadas: las organizaciones comerciales.

Los contables deben estar familiarizados con el proceso contable y comprender cómo se genera la información financiera para poder orientar el trabajo de las personas responsables de capturar y resumir la información.

El término ‘proceso contable’ describe el proceso por el cual la expresión monetaria de las transacciones de una actividad económica se transforma en información de estados financieros disponible para los usuarios. Este proceso consta de tres etapas:

Enlaces patrocinados
Paso 1: Las operaciones se analizan y registran. Las operaciones se analizan primero y luego se registran de alguna manera. Este proceso de administración de cuentas a menudo se describe como contabilidad, y quienes realizan este trabajo se denominan contables o contables. La informatización generalizada ha reducido enormemente este arduo trabajo.

Paso 2: Se suman las operaciones. Se llama información contable sistemática. Se acumula en la empresa y al final del período se calculan los montos de indicadores para cada tipo de actividad económica. De esta manera, la información financiera está disponible para los consumidores.

Paso 3: Se transfieren las transacciones agregadas. El conocimiento de los montos de los indicadores de transacciones comerciales se proporciona a los usuarios en la preparación y distribución de los estados financieros a intervalos regulares (periódicos), generalmente mensuales o trimestrales o semestrales, y al final de cada período de 12 meses (anual). Los términos de estos estados financieros están determinados por las necesidades de gestión de la entidad. Estos informes cumplen con los requisitos de los usuarios externos, así como con las necesidades de información de la administración para informar la toma de decisiones y la resolución de problemas.

Por tanto, la esencia de la contabilidad financiera es la presentación de la información acumulada durante el proceso contable. Esta información se pasa a análisis y evaluación externos a medida que se publican los estados financieros. La contabilidad financiera y la contabilidad de gestión están interrelacionadas, porque el propósito de la contabilidad de gestión es satisfacer las necesidades internas de la unidad económica (empresa) para el análisis y pronóstico de la información financiera.

Los representantes de la dirección también utilizan la información generalizada del proceso contable cuando analizan la actividad económica de la unidad económica (empresa) o anticipan direcciones futuras de actividad. Los resultados financieros de esa actividad económica futura se contabilizan posteriormente en los estados financieros. Todos los usuarios del sistema contable se pueden dividir en tres grupos principales:

Personal de dirección de la empresa (firma) que es directamente responsable de las actividades de la empresa y la realización de sus objetivos. Los principales objetivos son asegurar la rentabilidad y liquidez de la empresa. Estos objetivos no se pueden lograr sin una toma de decisiones continua, que a su vez requiere información completa y confiable sobre las operaciones de la empresa. Es por eso que el personal administrativo es el principal usuario del sistema contable.

Enlaces patrocinados

¡Déjanos tu opinión!