Enlaces patrocinados
» » Boris Karloff, todo un icono del terror

Boris Karloff, todo un icono del terror

parc_336 31 de octubre del 2016 Artistas
Enlaces patrocinados

Resulta casi imposible que al hablar de películas de terror y de monstruos, no mencionar a Frankestein. Y por supuesto a esta figura, Boris Karloff quien inmortalizo a la creatura en el cine.

Este consagrado actor del cine de terror nació el 23 de noviembre de 1887 bajo el nombre de William Henry Pratt. Hijo de Edward Pratt y Eliza Millard, creció en Enfield en donde asistiría a la Enfield Grammar School. En esta escuela es donde participaría en varias obras escolares.

Boris Karloff

Posteriormente, ya en la Universidad de Londres, tendría como objetivo seguir los pasos de su padre y su hermano convirtiéndose en diplomático. Su hermano John Henry Pratt si se convertiría en un diplomático reconocido al cual le otorgarían el título de Sir.

Durante el inicio de la primera guerra mundial, para no luchar por problemas de salud este se mudaría a Canadá. Donde finalmente, cambiaría su nombre al de Boris Karloff.  Una vez en ese país trabajaría como granjero pero no duro mucho y se dedicó a viajar con una compañía de teatro.

Inicio en la actuación

En su llegada a Hollywood interpretaría una numera cantidad de papeles pequeños en el cine mudo. No fue sino hasta que en 1931, que tuvo su primer papel importante. Interpreto el papel de un gánster, en la película El Código Penal de Howard Hawks.

Ese mismo año, se filmaría la legendaria película El Doctor Frankenstein. En la cual el actor al que llamaron para el papel de monstruo fue en un principio, Béla Lugosi, el cual finalmente lo rechazaría.

Finalmente le dieron el papel a Karloff, papel que finalmente lo consagraría en el cine de terror de aquella época y definitivamente para la inmortalidad. Esto traería como consecuencia una rivalidad artística con Béla Lugosi. Dado a que su actuación sorprendería a todos en el mundo del cine.

No solo por lo impactante del monstruo, sino por la dedicación que este papel ameritaba. Cada día de grabación, Karloff debía someterse a extensas horas de maquillaje antes de interpretar al monstruo en las escenas.

Boris Karloff

Tanto era lo que tardaba el maquillaje, que en muchas ocasiones, Karloff prefería dormir maquillado antes de pasar de nuevo por el proceso de maquillaje.

El papel de Frankenstein lo interpretaría nuevamente en 2 oportunidades más en La novia de Frankenstein de 1935 y El hijo de Frankenstein de 1939. En estas películas, Karloff usaría zapatos de plataforma lo cual le traería problemas de espalda el resto de su vida.

Boris Karloff

Un hecho curioso es que cuando Karloff rechazo interpretar el papel una vez más, quien tomaría en papel seria Béla Lugosi.

Boris Karloff y su legado en el cine de terror

Un año después de su éxito en Frankenstein interpretaría otro papel extraordinario en la película La Momia de Karl Freund. Donde daría vida al sacerdote Imhotep.

Boris Karloff

Coincidiría posteriormente con su rival de profesión y genero Béla Lugosi en 2 importantes cintas. Como lo fueron, El Gato Negro de 1934 y El cuervo de 1935. Ambos actores recordaban mucho estas películas por las largas horas que duraban en maquillarlos.

También en otras películas de terror inspiradas en los cuentos Edgar Allan Poe, también de H.P. Lovecraft. Participaría en una de las primeras películas de Zombis de la época, Goul. Interpreto también al Mistico Fu Man Chu y al Doctor Jekyll, en la versión del Dr. Jekyll and Mister Hyde de Abbot y Costello.

Boris Karloff

A pesar de que estaba encasillado en el cine de este género. También pudo interpretar otro tipo de papeles en películas como La Patrulla Pérdida de John Ford, Mr. Wong y en West of Shanghái.

Una vez que se fue la moda del cine de terror interpreto roles secundarios y películas de bajo presupuesto exceptuando la película El Clímax de 1944 y El asesino anda suelto de 1967.

Sus rasgos muy pronunciados, voz intensa y aterradora mirada, quedo para siempre enaltecido en el salón de la fama del horror. También cuenta con su estrella en el paseo de la fama de Hollywood.

Boris Karloff

Sus posesiones han sido subastadas y vendidas por enormes sumas de dinero a coleccionistas. Karloff llego acumular un patrimonio de 2 millones de dólares, suma que para la época era bastante elevada.

Boris Karloff falleció el 2 de febrero de 1969 el hospital Rey Eduardo VIII en Sussex. La causa de su muerte fue una neumonía.

Enlaces patrocinados

¡Déjanos tu opinión!